artes plásticas

Las reivindicaciones del sector de las Artes Plásticas ante la crisis del COVID-19

La información que se desarrolla a continuación parte de los documentos elaborados por las distintas plataformas y asociaciones, concretamente de los publicados por la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo, la Unión de Artistas Contemporáneos de España, el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), Mujeres en las Artes Visuales y el Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, además de las conclusiones obtenidas del pasado encuentro organizado por Fundación Gabeiras con algunos de los principales representantes del sector de las Artes Plásticas.

Esta información se resume en los siguientes puntos:

– Reivindicaciones estructurales:

  1. La crisis de la COVID-19 ha revelado con más claridad la necesidad de conseguir un modelo de representatividad de todo el sector de la cultura, así como la necesidad de cohesionar los diferentes subsectores. Las asociaciones culturales han tenido históricamente dificultades derivadas de la precariedad y la diversidad de su casuística. Sería necesario estudiar la creación de un sindicato o asociación general de trabajadores de la cultura, que incorporara tanto a los trabajadores por cuenta propia, por cuenta ajena y combinados.
  2. Más allá de los datos aportados por cada colectivo, sería de mucha utilidad recopilar los datos estadísticos reales de todo el sector: las pérdidas acaecidas, su contribución habitual al PIB nacional o los datos de ocupación. Ésta sería preferiblemente una labor del Ministerio de Cultura, como parte de su apoyo estructural al sector.
  3. Conviene recordar en las comparecencias públicas la obligación constitucional de considerar la cultura deber y atribución esencial, tal y como prevé el Art. 149.2 de la Constitución; y por lo tanto contemplar su carácter de bien o servicio esencial de interés general.
  4. Insistir en la necesidad de incorporar las enseñanzas artísticas en el currículo de formación de nuestros estudiantes en las distintas etapas de formación básica, como medida de acercamiento del sector a la sociedad.
  5. Fomentar el reconocimiento del valor a la cultura por parte del mundo empresarial y de la sociedad en general, a través de mecanismos de diálogo. Ejemplos como las Misiones Pedagógicas de promoción de la cultura, pueden ser de utilidad.
  6. Creación de una Comisión Delegada en la que estén representados los Ministerios implicados: Ministerio de Cultura, de Trabajo, de Hacienda y de Educación, y cuyo objetivo sea solventar las carencias estructurales del sector.
  7. Acelerar las modificaciones legislativas aprobadas en el Estatuto del Artista. Asimismo, se solicita que finalicen proyectos legislativos que llevan ya tiempo tramitándose, como la Ley de Mecenazgo, la aplicación del 1,5% a proyectos de arte contemporáneo o la actualización del Código de Buenas Prácticas del sector.
  8. Trabajar contra la discriminación de las mujeres en el sector. Todas las medidas adoptadas deberán contar con una perspectiva de género, teniendo en cuenta el cumplimiento de las buenas prácticas y aplicando las políticas de igualdad establecidas en la Ley 3/2007. La actual crisis puede agravar la situación de desigualdad de género y es por tanto aún más necesario continuar estas medidas en todas las acciones.

 

– Reivindicaciones provocadas por el Covid-19:

  1. Un paquete de medidas de carácter económico referidas a la reducción de los distintos impuestos que aplican a la actividad retraso en la obligación de pago de tributos ya devengados, esencialmente la cuota de autónomos e IVA. Asimismo, se suman a las reivindicaciones que solicitan una renta básica general, permitir el impago de los suministros básicos de luz y agua, la posibilidad de suspender el pago de hipotecas, alquileres y costes asociados a la actividad.
  2. Una serie de medidas de índole promocional a través de un impulso conjunto por parte de las administraciones públicas que agilice la contratación y promueva la compra de obras y la realización de proyectos artísticos, mediante la aprobación de un plan de acción cultural. Asegurar expresamente que los proyectos parados se reanudarán, y que se fomentará la visualización y exposición del trabajo de artistas contemporáneos en los espacios e instituciones públicas.
  3. Otro punto se refiere a reactivar las subvenciones al sector, establecer ventajas para mayores, jóvenes, parados y colectivos que no suelen acceder a las propuestas (concursos, subvenciones, ayudas), con una especial atención al colectivo de mujeres artistas que pueden ver en estos momentos agravada su situación de precariedad.
  4. Resulta necesario un detallado análisis que estudie la adecuación de las normativas publicadas para paliar los efectos económicos de la pandemia de la Covid-19 a las especiales condiciones de los profesionales de la cultura.
  5. Tal y como han planteado otros países, sería conveniente la creación de un fondo específico que financie el periodo de tiempo de inactividad de los creadores y cubra sus necesidades. Asimismo, la creación de líneas de crédito y avales públicos adaptados a las industrias culturales.
  6. Dado que esta es una crisis global, requiere de soluciones compartidas entre países, así como de la importación de modelos aplicados ya en otros territorios. Medidas puestas en marcha en países como Alemania, Reino Unido o Portugal pueden ser un ejemplo nuestro país.
  7. También las administraciones locales y de las Comunidades Autónomas deben tomar medidas concretas en el ámbito de sus competencias y de los órganos territoriales de cultura (Consejo de Cultura de la Comunidad de Madrid, CONCA etc).
  8. Resulta necesario flexibilizar los criterios de la Ley de Contratos del Sector Público, como ya apunta el Real Decreto, así como de otras disposiciones normativas que puedan dificultar la puesta en marcha de posibles de financiación. También hay que flexibilizar los requisitos y plazos de las subvenciones y de algunos de los mecanismos establecidos.

Un ejemplo particular es el del caso del 1,5% cultural, cuya aportación es siempre sustanciosa, aunque en ocasiones no se haya aplicado en su totalidad. En esta ocasión podría contribuir al fondo de rescate de las artes. Para que su gestión sea más efectiva, sería necesario relajar los plazos obligatorios del procedimiento administrativo, de forma justificada ante la situación de emergencia y fuerza mayor, y convendría que el Ministerio de Cultura asumiera en su totalidad la gestión del gasto.

Otra posibilidad, que ha sido también una reivindicación histórica, es que Loterías del Estado pueda financiar con una parte de sus ingresos actividad cultural, como ocurre en Reino Unido.

  1. Aclarar cómo funcionarán, en caso de aprobarse, los fondos de compras de obras, para que sean procesos transparentes y públicos.
  2. Provocar que las administraciones públicas y espacios expositivos públicos manifiesten expresamente que los proyectos ya aprobados o iniciados, se van a levar a cabo a pesar del parón.
  3. Sería también posible estudiar la posibilidad de establecer unas tarifas de honorarios orientativas, como tiene otros profesionales como los abogados, que garantizaran una menor precariedad.

Por último, y de manera general se advierte la necesidad de calendarizar todas estas medidas, distinguiendo entre aquellas que deben ser inmediatas, las previstas a medio plazo, cuyo objetivo sería la reactivación de la actividad cultural, y las que ya eran una reivindicación antes del inicio de esta crisis, y que podrían suponer un importante soporte de cara a la recuperación.

Somos un sólido equipo de abogados, con un alto perfil profesional y profundamente comprometidos con la sociedad y con nuestros clientes



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies