Malas y buenas noticias para los editores de libros

Gabeiras & Asociados

Gabeiras & Asociados

Trabajamos para contribuir a un desarrollo social justo, equilibrado y sostenible. Somos una firma comprometida con la prestación de servicios jurídicos altamente especializados y socialmente responsables.
Gabeiras & Asociados

Latest posts by Gabeiras & Asociados (see all)

Menor facturación pero mayor producción de títulos. Los datos recabados por la Federación de Gremios de Editores de España, FGE, relativos a 2017 y publicados en su informe del Comercio Interior del Libro, arrojan malas y buenas noticias para los editores de libros. La facturación global alcanza los 2.319,26 millones de euros, cifra que apenas supone un aumento del 0,1% respecto a la de 2016, año especialmente bueno, con un ascenso del 2,7 frente al ejercicio previo. El estancamiento es, en cualquier caso, continuado: desde 2007, aseguran los editores, se ha perdido más del 25% de la facturación.

El informe, elaborado con el respaldo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, muestra que el año pasado se vendieron 157,88 millones de ejemplares de libros, un 0,4% más que en 2016, y se editaron 87.262 títulos nuevos y reimpresiones, un 7,1% más. La tirada media fue de 2.753 ejemplares por título, un 0,1% menos que en 2016. El precio medio del ejemplar se redujo hasta los 14,62 euros.

Este descenso de la facturación se debe fundamentalmente, según la FGE, a la caída de la venta de los libros de texto escolares, un 3% menor que el año precedente. Los editores asocian esta disminución a las políticas públicas de gratuidad puestas en marcha por las comunidades autónomas. “Son políticas sometidas al azar presupuestario, y a los calendarios de cada comunidad. Esto genera una incertidumbre total en el sector”, asegura Miguel Barrero, vicepresidente de la FGE. De hecho, si no fuera por los libros escolares “habríamos obtenido un crecimiento del 2%”, manifiesta en declaraciones al diario El País.

La facturación de ficción literaria, sin embargo, también se ha estancado: solo ha sido 1% más que en 2016, con una facturación total de 451,68 millones de euros. Según los editores, esta cifra se explica por motivos diversos. “En 2017 no hubo títulos que tuvieran tantas ventas como en 2016, que fue el año de Patria. Los títulos de este año son menos vendedores, apunta Daniel Fernández, presidente de la FGE y de la Asociación de Cámaras del Libro de España, que también incide en las compras limitadas de las bibliotecas públicas y en los efectos de la piratería. “Desde el Observatorio del libro nos señalan que los lectores están creciendo y que hay un lucro cesante, reflejo de lo que se deja de ganar por los contenidos pirateados, que ya alcanza los 200 millones de euros”.

“Debemos insistir en la necesidad de apostar por políticas de fomento de la lectura que nos permitan reducir la brecha que aún existe, tanto entre las diferentes comunidades autónomas, como en España respecto al resto de nuestros socios europeos. Confiamos en que el nuevo Gobierno impulse estas políticas y refuerce los presupuestos y convenios autonómicos para la dotación de presupuestos para la renovación de fondos en las bibliotecas públicas”, opina Fernández, según las declaraciones recogidas en la nota de prensa lanzada por la FGE sobre la publicación de su informe.

Los datos positivos se concentran en que la producción de títulos asciende cuantiosamente. Hasta 87.262 libros se editaron en 2017 (incluidas las reimpresiones), lo que supone un 7,1% más que en 2016. En total, se publicaron 240,22 millones de ejemplares, un 7,2% más que el año pasado.

Pero ahí no acaban las buenas nuevas: las mujeres españolas, más lectoras que los hombres, alcanzan índices de lectura similares a los europeos, y en Barcelona y Madrid la media asciende hasta igualar a la de nuestros vecinos. De hecho, más del 70% de las españolas entre 35 y 54 años leen al menos un libro por trimestre, frente al 52% de los hombres, según datos del Barómetro de Hábitos de Lectura elaborado por los editores y el Ministerio.

En cuanto al libro digital, las cifras se mantienen respecto a 2016. En 2017 se facturaron 119 millones de euros, un 1,6% más que en el año anterior, lo que representa el 5,1% del total de la facturación del sector. Sí ha aumentado la edición de libros digitales, con un 2,9% más de títulos, indicador de que la oferta cada es mayor y más variada. Amazon continúa siendo la plataforma más popular, con una cuota de mercado del 22,7%. La Casa del Libro se sitúa en un segundo puesto, con un 7,5% de cuota.

 

Somos un sólido equipo de abogados, con un alto perfil profesional y profundamente comprometidos con la sociedad y con nuestros clientes



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies